Página 1 de 1

Prueba Yamaha XV950R Bolt

Publicado: Dom, 10 Jul 2016, 13:14
por xacarrere
Yamaha responde a la llamada del mercado sobre el segmento Neo Retro y lo hace de manera contundente. La Yamaha Bolt hace temblar a sus rivales más directos con su impactante imagen y calidad de acabados. Prueba de la Yamaha Bolt.

Imagen

La imagen de esta Yamaha XV950R (Bolt para el mercado americano) está siguiendo la línea de una vertiente que la marca de los diapasones lleva desarrollando desde hace ya algún tiempo. Prueba de esto son los encargos realizados a diferentes preparadores para instaurar en modelos como la XJR1300 o la SR400, la esencia perdida hace ya unas cuantas décadas. Y no es casualidad que esta Bolt esté integrada en el mismo apartado que Yamaha tiene en su catálogo reservado para los modelos anteriormente citados, denominado Sport Heritage.

Es inevitable fijarse en esta Yamaha XV950R Bolt sin que te pueda pasar por la cabeza la imagen de la ahora su máxima rival, o viceversa, la Harley Davidson Iron 883. Analogías aparte, la estética de esta moto japonesa sigue las líneas de una auténtica bobber de los 50, de aspecto minimalista, manillar estrecho, faro de pequeñas dimensiones y con cantidad de detalles de calidad que la hacen diferenciarse de la versión básica, como la exclusiva pintura del depósito, la calidad del recubrimiento de los asientos, la suspensión trasera más deportiva o el ABS, que en este modelo viene de serie.


Puede que la estampa de esta Yamaha XV950R Bolt tenga un aspecto retro, pero en el interior de esta motocicleta se respira vanguardia por los cuatro costados. El motor montado en este modelo es una versión optimizada de la cruiser Yamaha Midnight Start o lo que es lo mismo, XVS950A. Desde Yamaha aseguran haber modificado la gestión electrónica de la inyección, el embrague y la caja del filtro de aire. Otros detalles como el piloto trasero de tecnología Led que integra luz de posición y freno o el cuentakilómetros digital, que alberga una escueta información que va desde los indicadores analógicos de rigor como indicador de intermitencia, luz de largo alcance, reserva de combustible… y en la parte digital encontramos el odómetro, dos parciales y reloj horario.

Como citábamos con anterioridad el motor de la Yamaha XV950R Bolt ha sido retocado en la zona electrónica pero sigue teniendo la misma configuración de dos cilindro en “V” de 942 cc y refrigerado por aire, simple árbol de levas, dos válvulas por cilindro e inyección electrónica. Rinde unos más que provechosos 52 CV, declarando un par de 79 Nm a 3.000 r.p.m. Siguen con la configuración de embrague multidisco en aceite, cambio de cinco velocidades y transmisión secundaria guiada por correa dentada.

Imagen

Ya en la parte ciclo de la Yamaha XV950R Bolt, encontramos el chasis fabricado en estructura tubular en acero de doble cuna y un bastidor de doble brazo también en acero. Las suspensiones están formadas en la parte delantera por una horquilla convencional de 41 mm y un recorrido de 120 mm, mientras que en la zaga se compone de dos amortiguadores regulables en precarga y con un recorrido de 70 mm. El humilde equipo de frenada está compuesto en el tren delantero por un único disco de 298 mm mordido por una pinza de doble pistón paralelo, mientras que en la trasera se lo confían a un disco de idéntica medida pero frenado por una pinza de doble pistón opuesto. La medida del neumático delantero es de 100/90 montado sobre llanta de 19 pulgadas y la rueda trasera equipa un neumático de 150/80 sobre llanta de 16 pulgadas.

¡Al ataque!

Acostumbrado a otro tipo de monturas en pruebas recientes, la de esta Yamaha XV950R se me antojó en un principio un pelín severa, pero bueno, no dejó de ser un mero trámite de aclimatación, detalle que también acaece con la llave de contacto, alojada para mi humilde opinión en un emplazamiento un tanto incómodo si no te has acordado de introducirla en la cerradura antes de sentarte. Quisquillosidades aparte, arrancamos esta espectacular bobber y lo hacemos de la manera esperada, con la bravura y sin vacilaciones a la que nos tienen acostumbrados los motores nipones. De sonido suave y vibraciones aparentes, esta Yamaha XV950R nos va dejando pistas de lo que nos va a acontece a lo largo de la prueba.


Engranamos la primera, algo ruidosa pero precisa y nos ponemos en marcha. La posición de conducción se muestra ergonómicamente hablando correcta, llegas bien a los mandos de manillar y la posición en las piernas es buena, aunque más flexionadas de lo esperado no llega a incomodar en ningún momento. La información mostrada en el cuadro de mandos, (si se puede decir así) refiriéndonos a este cuentakilómetros, se despliega de forma práctica gracias a los dos pulsadores alojados en la piña derecha del manillar.

Imagen

Una vez inmersos entre el tráfico urbano, se muestra una motocicleta ágil, debido a la baja disposición del asiento y a la estrechez del conjunto hace que pasar entre las sinuosas retenciones que nos depara la urbe sea una tarea sin demasiadas complicaciones. Pronto te das cuenta que nos encontramos en su hábitat natural, aunque tengo que decir que el departamento de Yamaha dedicado a estudiar los mercados aquí en Europa, no se ha informado bien de los planes de austeridad destinados a renovar el asfalto en la Comunidad de Madrid, por que mis santas posaderas si lo han hecho, a base de absorber las diferentes irregularidades que el duro tarado de la suspensión trasera te transmite de forma directa.


En carretera abierta se comporta de forma digna, pero hay que decir que la concepción de esta motocicleta no esta pensada para trayectos de largo recorrido. La dureza tanto del asiento como de la suspensión trasera, la protección aerodinámica o la autonomía, son tres de sus hándicaps más significativos a la hora de realizar largos viajes.


En zonas viradas, la Bolt aguanta bien la compostura, muestra un buen aplomo en curvas y en la trasferencia de pesos en los cambios de dirección. Gratamente nos damos cuenta de que las estriberas tardan más de lo esperado en entrar en acción en lo que respecta a rozar con el asfalto.


La aceleración de esta Yamaha XV950R es más que digna y sorprende el empuje que ofrece cuando aceleras con determinación. Hay que tener muy en cuenta que no tratamos precisamente con un peso mosca y sus 250kg conllevan unas inevitables inercias en las frenadas más exigentes. Y hablando de frenadas, comentaros que  el humilde equipo de frenada cumple debidamente con su función, aunque hay que combinar de forma eficiente ambos trenes si pretendemos obtener una buena apurada.


Con la mano en el corazón

Esta Yamaha XV950R llega para arrebatar protagonismo a modelos que están consolidados en el mercado y lo hace con armas de sobra para hacerlo posible. Esta Bolt R está destinada a un sector de público joven, que busca una imagen trasgresora, fiabilidad y un extenso equipamiento opcional, que hará de tu motocicleta un modelo único.

Fuente original: Portalmotos , ahi teneis más fotos.

Re: Prueba Yamaha XV950R Bolt

Publicado: Dom, 10 Jul 2016, 13:15
por xacarrere
Es un artículo de hace un par de años pero con total vigencia dada la aceptación de esta moto.

Re: Prueba Yamaha XV950R Bolt

Publicado: Dom, 10 Jul 2016, 14:27
por reka
xacarrere escribió:Es un artículo de hace un par de años pero con total vigencia dada la aceptación de esta moto.
Efectivamente, hay un montón de ellas rodando.